Fotografía

Del blanco y negro al color

08 / 12 / 2013

En la fotografía argentina de los 90, el pasaje del blanco y negro al color fue una divisoria de aguas. La persistencia de la escala acromática como distinción de la fotografía artística tenía dos fundamentos: la garantía de distanciamiento con respecto a lo real (que en la pintura viene dado por su procedimiento genético) y la consideración peyorativa de la popularización del color, tanto en la fotografía comercial como en los álbumes familiares. Así como Kuropatwa, RES y Marcos López, cada uno a su modo, se habían apropiado de los códigos publicitarios, Alberto Goldenstein se inspiró en la soltura y en la falta de pretensiones de la fotografía casera para vivificar la toma documental en un momento en que parecía agotarse en fórmulas retóricas.

Imágenes: Alberto Goldenstein, de la serie Verano, 1994.